Desde ayer domingo, las naftas de YPF se venden en las estaciones de servicio de todo el país un 5 por ciento promedio más caras.

Con los nuevos valores, el litro de nafta premium ronda los $32.34 y el de super $27.82. En tanto que el gasoil asciende a $ 24,20 y el premiun, a $29,01.

En los últimos días, directivos de la empresa se reunieron con el ministro de Energía, Javier Iguace, para plantear que el acuerdo firmado con Juan José Aranguren (a cargo de esa cartera hasta el 16 de junio), que suponía un aumento del 3 por ciento desde julio, quedaba retrasado tras la escalada del dólar, que el viernes cerró en $29.50, reseña Clarín.

Las petroleras aseguran que tienen un retraso de sus importes del 30 por ciento. Por el aumento del precio del crudo y la devaluación del peso frente al dólar, que es imposible de medir porque nadie sabe hasta dónde puede llegar.

Se espera que el aumento de YPF sea seguido por las otras empresas en las próximas horas.

Fuente: Rosario3