Adrián Arquiola junto a una expedición de funenses viajarán a La Rioja en "Busca del Sol Negro"

Lunes 3 de Junio de 2019 · 07:56

Los amantes de estos fenómenos eligieron el Salar de Mascasin para apreciar un fenómeno que Arquiola descubrió y espera hace 32 años.

 

Visitamos al Director Adrián Arquiola en el Observatorio Astronómico Municipal de Funes mientras dictaba una clase a niños, en un recreo de la misma nos informa: “Esto que yo denomino “En busca del Sol negro” es porque la Luna, nuestro satélite va a estar justo delante del sol, este fenómeno que en las cartas estelares y los cálculos que viene llevando la NASA con muchos apuntes yo ya los había observado hace 32 años atrás, así que a 30 días de ese evento tan esperado.

He avistado otros eclipses pero no de estas dimisiones, si las condiciones climáticas lo permiten, por eso estamos con todas las expectativas, con más equipos y tecnología, con más experiencia en la adquisición de imágenes, con más público que me va a acompañar, todo eso me da la máxima perspectiva para ver este eclipse especial en un lugar impresionante de la Argentina.

Van a venir cazadores de eclipse de todo el mundo, yo voy a representar a Funes, desde el Observatorio y a nuestra región, con nuestros equipos y esas imágenes van a recorrer el mundo entero. Este eclipse se va a ver desde la provincia de buenos Aires, en una franja de 200 kilómetros de ancho, si te vas de esa franja se transforma en eclipse parcial. En Funes se va a ver parcial en un 98%, va a ser muy interesante, con muy baja altura sobre el horizonte. Total va a sr en el Sur de la Provincia de Santa Fe, pasando por María Teresa, Venado Tuerto, Sur de la provincia de Córdoba, Merlo, parte de San  Luis, la Rioja y San  juan, después cruza la cordillera la sombra y termina en la parte continental de Chile. El resto del Eclipse se va a ver también en el Océano Pacífico.

Pero una gran cantidad de público se va a volcar a nuestro país, yo he elegido ir a la Rioja al Salar de Mascasín por las dificultades para llegar, un lugar inhóspito exclusivo, dónde las condiciones climáticas van a ser favorables, por lo que con todo nuestro equipo y nuestra experiencia observacional vamos a estar ahí. Viajo con todos mis equipos y los pondré apuntando al sol, ese martes 2 de julio a partir de las 16 horas hasta las 18 horas, momento en que el sol se pone sobre el horizonte la luna y el sol.

Es un fenómeno que vengo calculando hace mucho tiempo, estudiando las condiciones de seguridad, recordemos que un Eclipse de Sol no se puede ver a simple vista, hay que ir a Observatorios, o tomar precauciones para esa ocasión y no hacer experimentos que pueden hacer perder la vista. Mínimo utilizar una máscara de Soldar, o como mínimo un virio Dim 15 que es muy oscuro. La totalidad va a durar un minuto 15 segundos.

Este sábado a las 16 horas en el Observatorio Astronómico, estaré brindando una charla y explicando todos los detalles del viaje que yo denominé En Busca  del Sol Negro

Tengo todas las ansias de que llegue el día. Lo estoy esperando hace 30 años. Vamos a viajar con un numeroso grupo, familia, amigos y gente que quiera participar de este avistamiento. La convocatoria es abierta pero ya contamos entre 30 y 40 personas para este viaje representando a Funes” .

Data Elemental sobre este fenómeno.

Un eclipse solar ocurre cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, oscureciendo total o parcialmente la imagen del Sol para un espectador en la Tierra. Un eclipse solar total ocurre cuando el diámetro aparente de la Luna es mayor que el del Sol, bloqueando toda la luz solar directa, convirtiendo el día en oscuridad. Este eclipse total ocurrirá en una estrecha faja de unos 200 km de ancho. La rotación de la Tierra se encarga de que esta zona se vaya desplazando por la superficie de la Tierra siempre de oeste a este, formando una banda de totalidad. A ambos lados de esta banda y en una zona de miles de kilómetros de ancho, los observadores hablarán de eclipse parcial, y aún más lejos el Sol habrá brillado como todos los días.

Eclipse en Argentina

Será visto de manera total en una faja que recorre, de oeste a este, el centro de las provincias de San Juan, sur de La Rioja, norte de San Luis, centro de Córdoba, sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires. Las localidades ubicadas en la faja de totalidad de Argentina son: Rodeo y Jachal (San Juan), zona norte del Gran San Juan, Chepes (La Rioja),Los Molles (San Luis), Merlo (San Luis), Villa Dolores, Río Cuarto, Gral. Deheza, Gral Cabrera y La Carlota (Córdoba), Venado Tuerto, Murphy (Santa Fe), Junín, Rojas, Chivilcoy y Bragado (Buenos Aires). Terminará de observarse al atardecer en Punta Rasa, extremo sur de la desembocadura del Río de la Plata (Buenos Aires).

Al suceder en el atardecer argentino, el fenómeno sucede a muy baja altura desde el horizonte: 12º, en San Juan, y menos hacia el este. Por esto, muy probablemente se verá interrumpido por el relieve. Para su observación se recomienda buscar un punto elevado, sin obstrucciones en dirección noroeste, algo difícil de encontrar en la vertiente oriental de la cordillera de los Andes, de la precordillera o de las Sierras Pampeanas. Las mejores ubicaciones se encontrarán en las vertientes occidentales de estas formaciones. Las localidades que se encuentran en el faldeo de las Sierras de Comechingones, son las ideales para observarlo, entre ellas, la comuna de Los Molles, distante a unos 12 kilómetros de la Villa de Merlo, fue declarada por las autoridades del Planetario de San Luis están entre las mejores ubicaciones para ver el Sol 100% eclipsado por la Luna.

Además, podrá ser visto de manera parcial en todo el territorio argentino. Con mayor porcentaje de cobertura en las zonas más cercanas a la zona de eclipse total. Tendrá un porcentaje de cobertura del 99 % en la Ciudad de Buenos Aires, 98 % en San Luis y Rosario, 87 % en Santiago del Estero, 80 % en Neuquén y Río Negro. En Funes se va a ver parcial en un 98%.