Hace ya casi cuatro meses del accidente de tránsito en el que casi pierdo la vida y hoy puedo decir que volví a nacer aquel 16 de diciembre. Nada se compara con estar en casa y desde aquí escribo estas líneas de agradecimiento, tal como me lo prometí. Si bien no tengo el alta definitiva, la recuperación cerca de mi familia es mucho más fácil y llevadera.

Han sido tantas las personas que ayudaron de una u otra manera a mi recuperación y de geografías tan diferentes, que sería injusto e imperdonable de mi parte enumerarlas y que exista la posibilidad de olvidar a alguna de ellas. Con estas líneas quiero hacer llegar mi más profundo agradecimiento al Country Professional de Funes y al grupo Funes Bike que organizaron eventos para recaudar fondos a nuestro beneficio, a todos aquellos amigos, conocidos y también desconocidos que asistieron a los diferentes eventos o nos hicieron llegar sus contribuciones, a los medios de comunicación que colaboraron en la difusión de la carrera de calle, a la Municipalidad de Funes, a quienes donaron tortas y regalos para los sorteos, a los que viajaron a Capital Federal para donar sangre, a la familia salesiana que siempre nos recordó en sus oraciones, a los familiares y amigos que ayudaron cuidando a nuestros tres hijos o relevando a mi esposa durante mis 101 días de internación y 32 ingresos al quirófano. Gracias infinitas por todos los mensajes, los llamados, las cadenas de oración, las cadenas de Reiki… Siento que no me va a alcanzar la vida para devolver tanto amor y solo puedo parafrasear al gran Gustavo Cerratti: GRACIAS TOTALES.

 

Andres Barbaro